Toma el Control de tu crédito Aprende y Crece Banco Azteca

Toma el control de tu crédito

¿Y qué pasa cuando no ves fin a tus deudas? A nadie le gusta vivir en el estrés de estar endeudado, el problema para eliminarlas es que no sabemos por dónde empezar. No todas las deudas son malas, ni todas son prioritarias. En primer lugar, hay que aprender a reconocerlas para saber donde estas y a donde quieres llegar.

 Una deuda “buena” o “Productiva” es aquella que te hace generar más, que te ayuda a crecer tu patrimonio, a generar mejores utilidades en tu negocio, y jamás te causará problemas en el largo plazo para pagarla porque está bien calculada.

La deuda productiva es la que refleja beneficios en un plazo mayor al tiempo de pagarla, lo importante es usarla para adquirir bienes o servicios duraderos que generen valor y cuyo pago no supere el 30% de los ingresos mensuales.La deuda “destructiva” es dedicada normalmente al consumo, es decir, a la compra de bienes que van a durar menos de lo que va a durar la deuda, que no van a producir nada y son 100% gasto, que no es estrictamente necesario para tu negocio o patrimonio y que a largo plazo casi siempre se vuelven un dolor de cabeza y pueden hacerte perder mucho dinero.

Nuestros expertos recomiendan finiquitar las deudas destructivas, las más urgentes, antiguas y/o caras que estemos pagando antes de adquirir nuevos compromisos financieros.

Pero, ¿es malo endeudarse?

Muchas de nuestras familias e historias de gente cercana, están marcadas por el terror financiero de las deudas, esto se debe a que nuestra cultura latinoamericana carece de educación financiera que les ayude a tomar mejores decisiones informadas.

A partir de este momento, tú ya no necesitas tenerle miedo, ya que sabes reconocer una deuda buena o productiva de una destructiva y puedes ver los momentos en los que te sirve para impulsar tu negocio y hacer crecer tus ganancias; ahora lo que tienes que aprender, es a tener el control de tus finanzas para mantener una economía sana.

Estos consejos te pueden ayudar a mantener el control de tus créditos:

  1. Haz un inventario de tus deudas actuales, ordenándolas por monto y costo para liquidarlas.
  2. Aprende a calcular tu capacidad de pago a través de un presupuesto que determine tus recursos disponibles.
  3. Cuida que tus deudas no rebasen el 30% de tus ingresos, de lo contrario ¡Podrías sobreendeudarte!
  4. Conoce tus fechas y cuotas de pago.
  5. Ocupa la tecnología como el calendario de tu celular para generar recordatorios, o bien, para programar y realizar pagos a través de la banca digital (Apps y Banca en línea).

Una opción para salir de deudas rápidamente, es usar el “método avalancha”, que es muy simple; si pagas tus deudas empezando por LA MÁS CARA en porcentaje de interés, tendrás más dinero disponible para exterminar las demás.


 


ARTÍCULOS RELACIONADOS

Banco azteca. Aprende y crece
SELECCIONA TU PAÍS
cerrar